¿Realmente necesitas un blog para impulsar tu creatividad?

Acaso ¿tienes entre manos una idea y te estás preguntando si merece la pena crear un blog para dar a conoce tu proyecto creativo?

Si te gusta ir directo al grano,  la respuesta es que .

Sí, crear un blog merece la pena.

A continuación, te lo intento demostrar. A ver si te convenzco ?.

Bloguear es compartir

Quizás estés pensando que en realidad has estado desarrollando tu idea sólo porque te gusta, y no te interesa el reconocimiento externo.

Pero ¿realmente tiene sentido lo que acabo de decir? ¿Puedes tener la misma satisfacción con tu trabajo bien hecho si eres la única persona consciente de ello?

Creo que a todos nos gusta cuando nuestro trabajo encuentra el reconocimiento que se merece, y si lo que hemos hecho gusta a más gente, mucho mejor.

Otra cosa diferente es que nos de corte poner delante de todos el fruto de nuestros esfuerzos creativos: cuantos más ojos lo vean, más posibilidades habrá de que haya personas a las que no les guste.

Pero supongo que estarás de acuerdo que – dejando a un lado los miedos (se dice fácil, lo sé…) – la satisfacción es mayor cuando nuestras creaciones son vistas y apreciadas por más personas. Cuantas más, mejor.

No sé si has visto la película Into The Wild (Hacia Rutas Salvajes). Si no la has visto, te la recomiendo: no es una obra maestra, pero es interesante. En ella, el protagonista nos deja el siguiente mensaje:

La felicidad solo es real cuando es compartida (Happiness is Only Real When Shared)”

Christopher McCandless

Y de eso se trata: no es lo mismo compartir lo que estés haciendo a que todo quede a puerta cerrada. Y las ventajas de compartir son múltiples, no se trata sólo de satisfacer a tu ego (lo cual tampoco está mal de vez en cuando ?).

Gracias a internet puedes tener acceso a un público global: todos los internautas pueden potencialmente acabar en tu página web.

Recoger feedback – tanto el positivo cuanto el negativo – siempre es importante, ya que te permite mejorar.

Sin embargo, guardar tus ideas encerradas en las paredes de tu cerebro o en cuadernos que sólo enseñas a unos pocos elegidos, es algo más estéril.

Podrías conformarte con el feedback que te aporten amigos y familiares. El problema es que sus aportaciones a menudo son sesgadas: te quieren, y se esforzarán por encontrar algo positivo aunque no les convenzca del todo lo que hayas hecho, o directamente no lo entiendan.

Es muy importante la opinión externa, de alguien que no te conoce y sólo va a juzgar tu trabajo (estamos hablando de crítica constructiva, por supuesto). Hay que subrayar que cuando el juicio es negativo, tendrás que ser consciente que ese juicio va dirigido a tu trabajo, no a tu persona.

No todas las críticas, por constructivas que puedan ser en sus intenciones, serán correctas. Tuyo será luego el trabajo de filtrar y decidir cuáles de ellas son válidas y cuáles no.

Y para poder ser capaz de valorar las diferentes críticas, vas a necesitar un mínimo nivel de desapego de tu creación.

Y eso, ¿cómo se consigue?

Con el tiempo y la experiencia, desde luego.

Pero hay un atajo que te permite acortar los tiempos: tener un blog.

Tener un blog personal puede ser de mucha ayuda en ese sentido.

A continuación, te presento un listado con algunas de las ventajas de un blog personal:

  1. tendrás una herramienta muy fácil y económica para compartir tus creaciones
  2. tendrás acceso a una audiencia potencialmente ilimitada
  3. también tendrás acceso a una mirada externa y objetiva hacia tus proyectos
  4. tomarás una sana distancia de tu obra y conseguirás que tu misma mirada hacia tu trabajo se haga más objetiva: alcanzarás un desapego en automático en cuanto publiques tu trabajo (estarás viendo algo que “está en internet”, ahí fuera, a las intemperies, y eso te hará ver todo con otros ojos)
  5. conseguirás sufrir un poco menos las posibles críticas, gracias al desapego que acabo de mencionar
  6. darás tu trabajo por terminado una vez publicado, en lugar de seguir dándole vuelta ad infinitum (la perfección no existe, y si existe es un defecto no una virtud, cuidado). Muchas veces, como he leído por ahí, los trabajos no terminan, simplemente se interrumpen
  7. liberarás espacio mental y podrás pasar a por el proyecto siguiente
  8. lograrás una comunidad de personas interesadas en lo que haces
  9. tendrás la posibilidad – si lo que haces es realmente bueno – de conseguir un trabajo más acorde con tus sueños, pasiones y talentos
  10. te podrás convertir en un referente en tu sector
  11. serás cada vez mejor en lo que haces gracias al feedback que conseguirás
  12. construirás tu marca personal, lo cual te vendrá fenomenal si algún día quieres transformar tu pasión en tu profesión
  13. tendrás a tu disposición una estupenda herramienta para hacer networking, y conseguir un apoyo para que tu proyecto quede más redondo, apoyándote en alguna competencia que no tienes y algún lector tuyo sí
  14. conseguirás que tanto tu obra como tu seais percibidos con otros ojos: como algo singular, único
  15. estarás al paso con los tiempos actuales, donde una presencia digital es cada vez más necesaria, útil y apreciada
  16. tomarás la delantera respecto a otros que hacen lo mismo que tu, pero nadie les conoce porque… no tienen blog!

Así que si no tienes un blog personal, tendrías que meditar seriamente si no ha llegado el momento de subirse al carro, para no perderse todas esas ventajas.

Pero quizás te estés preguntando…

¿Es caro (man)tener un blog en WordPress?

La repuesta es que no. No tiene porque serlo.

Por un precio inferior a 100€ al año puedes tener nombre de dominio propio + hosting dónde alojar tu web.

Luego deberías elegir una plantilla para el aspecto visual de tu plataforma. Puedes elegir entre plantillas gratuita y premium. En este caso también, vale el refrán de que lo barato sale caro: entre las dos sí hay diferencias: las plantillas premium suelen tener un código más limpio, cargan más rápido, ofrecen funcionalidades avanzadas y tienen un aspecto visual más atractivo y profesional.

¿Ya tienes un blog?

Quizás tengas ya un blog, uno sencillo, creado en Blogger, WordPress.com, u otra plataforma gratuita (hay unas cuantas: Tumblr, Ghost, Wix,…)

En ese caso, ya tendrías una plataforma para disfrutar muchas de las ventajas que acabo de mencionar. Y es posible que te valgan, si lo que quieres es simplemente publicar contenido y nada más.

Los inconvenientes en ese caso serían que:

  • no tendrías mucho margen para crecer, ya que esas plataformas tienen limitaciones (de tráfico, de almacenamiento,…)
  • en la mayoría de los casos no tendrías un dominio propio con las ventajas que eso conlleva ( aunque en algunas de esas plataformas gratuitas sí se puede hacer)
  • algunas de esas alternativas a cambio de una cuenta gratuita te llenan el blog de anuncios, con lo cual la seriedad de tu proyecto se vería mermada. Además, esa publicidad será tu rival e intentará robarte la atención de tus visitantes
  • estarías trabajando en una plataforma que no es tuya, en cualquier momento te pueden modificar las condiciones y estarías jodido. Es lo que en inglés llaman “digital sharecropping”. Y suele ser una mala idea.

Si tu proyecto va en serio, es mucho mejor confiar en WordPress. Y hablo de WordPress.org

Las otras plataformas antes mencionadas poco tienen que ver con WordPress, que al día de hoy no tiene rivales.

Ya hay mucho escrito alrededor de las diferencias entre WordPress y Blogger,  entre WordPress.com y WordPress.org, etcétera, así que no voy a entrar en esos detalles. Aquí tienes unos ejemplos de esas comparativas. Y aquí otro más.

Si eres una persona más visual, o simplemente tienes menos tiempo, también hay infografías que intentan resumir el tema:

WordPress y Blogger: comparación (infografía)

Blogger o WordPress - infografía
WordPress y Tumblr: comparación (infografía):

Comparativa entre Tumblr y WordPress: infografía

 

Plataformas de Blogging: comparativa (infografía):

Infografía: comparativa entre plataformas de Blogging

A WordPress.org se le suele poner en el mismo plano que esas otras opciones, pero en mi humilde opinión se debe a un malentendido, causado por el término que se utiliza para denominar esos proyectos: blog.

¿Qué es un blog?

Un blog es un sitio web, donde aparecen artículos en orden cronológico del más nuevo al más antiguo. Al principio de los tiempos, se solía tratar de bitácoras personales, luego también las empresas se subieron al carro y dotaron sus webs de un blog. En este caso, se denominaba blog a una sección específica de su web donde aparecían esos artículos en orden cronológico.

Hoy en día se sigue utilizando el término “blog”, pero la situación ha cambiado mucho.

Todavía se siguen creando blogs que son simples bitácoras, y para esas webs el término “blog” sigue funcionando y siendo correcto.

Tumblr es un ejemplo de plataforma de blogging, aunque se utilice más para curación de contenidos que para creación de contenidos. Pero también se usa para crear contenido original.

Pero hay otras webs, creadas con WordPress(.org) que se siguen denominando “blogs”, pero que van más allá de un simple blog.

WordPress ya no es lo que era (ha mejorado bastante).

Con el pasar de los años, WordPress ha ido cambiando, y ampliando sus funciones.

Y aquí está el meollo de la cuestión:

WordPress es mucho más que un sistema para montar un blog de forma relativamente sencilla.

WordPress esconde un secreto, que es la razón porque casi todos los marketers lo utilizan:

WordPress es hoy en día una máquina de guerra: una poderosa herramienta de marketing.

No creo que haya otro sistema que reúna facilidad de creación + gestión con una serie muy extensa de herramientas para:

  • conseguir suscriptores
  • crear Landing Pages (páginas de aterrizaje)
  • crear popups, formularios para captar suscriptores, banners de vario tipo con fines de marketing y promoción
  • enlazar con otros tipos de programas de email marketing y marketing automatizado
  • ser una plataforma excelente para marketing de contenidos
  • realizar marketing de afiliación
  • realizar marketing con Adsense
  • desarrollar y lanzar cursos online
  • crear casi cualquier cosa que te salte a la cabeza (hasta para crear apps para smartphones)

Y seguramente hay más cosas que en este momento se me olvidan y dejo en el tintero.

El punto es que si vas en serio, o crees que en futuro podrías ir en serio, WordPress Is The Way To Go. Sin dudas.


¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Ya tienes un blog? ¿Qué plataforma elegiste? y ¿cómo te desenvuelves en ella? Cuéntanoslo en los comentarios…

Dentro de unos días tendrás más informaciones sobre este tema. Si estás suscrito al blog, serás el primero en enterarte… 😉

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos
Proyecto Paralelo

Descubre el Maravillos Mundo de los Proyectos Personales

Descubre cómo poner en marcha tu Side Project puede mejorar tu vida y tu profesión.
Impulsa tu marca personal mientras haces lo que más te apasiona: tu proyecto creativo personal.


luca
 

Llevo más de 12 años viviendo de mi creatividad. En muchos casos, para proyectos de otros. En otros pocos, para proyectos personales. Ahora quiero invertir esa proporción: más proyectos personales, y pocos proyectos interesantes para clientes selectos. Crossmedia, Diseño Gráfico y Web, Storytelling.

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments

Leave a Reply: