El Bullet Journal

El Bullet Journal vs La Muerte

Nos gustan las Iistas porqué no queremos morir

Umberto Eco

El Bullet Journal es un sistema (framework) que permite organizar las listas de tareas de una forma específica y enfocada a resultados.

A casi todo el mundo le gusta hacer listas, porque así es más o menos como funciona nuestro cerebro, que lo cataloga y categoriza todo.

Las listas nos ayudan a ordenar el mundo, tanto el mundo exterior como nuestro mundo interior, a poner algo de orden en el caos de nuestra existencia, y nos ayudan a encontrarle algo de sentido.

Al mismo tiempo, las listas son algo que no tiene fin, y por eso – según Umberto Eco – nos gustan tanto: nos ayudarían a evitar pensar en la muerte.

Parte del éxito del Bullet Journal radica en que es un sistema que se basa en las listas y otros elementos sencillos y de uso común.

El secreto del éxito del BuJo.

Bullet Journal leuchtturm1917

Analizar el pasado, organizar el presente y planificar el futuro

Ryder Carroll

Este es un motto del Bullet Journal (BuJo para los amigos).

Lo que nació como un sistema muy personal de organización desarrollado para superar las limitaciones causadas por el trastorno por déficit de atención que padecía su creador, el joven Ryder Carroll, tuvo inesperadamente mucho éxito.

A la pregunta sobre las razones detrás del éxito, Ryder habla de suerte, de que el método cayó delante de los ojos correctos, cosas así.

Es posible, aunque yo creo que la razón principal es otra: hoy en día, todos sufrimos de un cierto grado de déficit de atención.

Estamos en la era de internet, de los teléfonos inteligentes, el multitasking y la continua distracción.

Google y Apple hacen negocios jugosos gracias a nuestra distracción, son vampiros que chupan nuestra atención para prosperar. Nos prometen ser creadores gracias a las herramientas que ofrecen, pero antes que creadores, lo importante es que seamos consumidores. Mors tua vida mea.

Es aquí donde entran en escena los planificadores – no sé si es correcto hablar de moda pero estoy tentado de hacerlo…

El objetivo de un planificador es el de despejar nuestra mente (“declutter the mind”), y auydarnos a mantener el foco a lo largo del tiempo, para vivir con intención y no sucumbir a las distracciones: según un estudio (que no conozco de primera mano, estoy citando una citación), tendríamos alrededor de 500.000 pensamientos cada día.

Un buen planificador nos ayuda a evitar caer en el estado que Ryder Carroll llamó “agobio funcional”: cuando tenemos demasiadas cosas en marcha a la vez, y solo conseguimos el mínimo indispensable pero no nos quitamos la sensación de agobio.

Cómo funciona el Bullet Journal

La forma más fácil para aprender cómo se utiliza el Bullet Journal es ver los vídeos creados por el propio Ryder Carroll, que están colgados en su web y en su canal de YouTube.

Cómo usar el Bullet Journal

De todas formas, aquí tienes un resumen con los principales aspectos a tomar en cuenta.

El Bullet Journal es un método más que un planificador específico, y su propósito es algo ambicioso:

“a mindfulness practice that’s disguised as a productivity system”

En la web del mismo nombre puedes comprar una libreta preparada, sin embargo para aplicar este método no hace falta: puedes usar una libreta cualquiera.

Una estructura modular

El corazón del sistema está conformado por estos módulos principales:

  1. The Index
  2. The Future Log
  3. The Monthly Log
  4. The Daily Log.

Antes de empezar a utilizar el método BuJo tienes que crear en tu cuaderno unas secciones específicas:

  1. La primera doble página se utiliza para crear el índice:

agenda bullet journal - el índice

2. La segunda doble página es el future log (algo así como “registro del futuro”). Tienes que dividir cada página en 3, para crear 6 meses:

Bullet Journal cuaderno - future log

3. Añade el log al índice (lo puedes ver en la primera imagen)

4. La siguiente doble página está dedicada a los meses. La vista mensual se divide en dos: a la izquierda el calendario, a la derecha el listado de tareas. Tendrás que añadir manualmente los meses del año. Luego a la izquierda, escribe el número la letra de cada día del mes. A la derecha apuntarás las tareas a realizar en ese mes. Hay que añadir un bullet antes de cada tarea:

Bullet Journal libreta - vista mensual

5. Pon los números de página y añade la vista mensual al índice

6. Siguiente página: vista diaria/ daily log. Escribe el día, luego tu lista de tareas. Es importante subdividir las tareas por lo menos en estos 3 tipos principales, cada uno caracterizado por un símbolo diferente. Lo que propone el autor son únicamente sugerencias, ya que puedes usar el símbolo que quieras, a pacto que utilices siempre los mismos:

· Tareas (puntito)

· Eventos (círculo)

– Notas (guión)

BuJo - vista diaria

7. Si una tareas es prioritaria, se añade una estrellita antes del puntito. La estrellita es un “signifier”, otorga más importancia al elemento al que está asociada, le concede un significado extra. En este caso, la estrella indica prioridad. A este apartado y este método el autor le llama “Rapid Logging

notas y signifiers

8. Migración: una piedra angular del método: al final de cada mes tienes que crear otro mes. Revisa las tareas del mes anterior: pon una x encima del puntito para las tareas que hayas completado. Luego revisa y valora las que se han quedado fuera. Si ya no merecen la pena,o estás procrastinando demasiado, táchalas. Si decides retomarla a corto plazo, cambia el puntito por una flecha derecha. A continuación, copia esas tareas en la página derecha de la vista mensual del mes siguiente. Si vas a aplazar una tarea, tienes que “migrarla”: marcarla con una flecha a la izquierda y copiarla en el future log, en el mes correspondiente. Cada mes tienes que volver a apuntar todas las tareas que estás “migrando”: este proceso manual te obliga a reflexionar sobre la importancia de cada tarea, te ayuda a mantener el foco en lo importante y supone la diferencia entre avanzar y simplemente estar ocupado.

9. Colecciones. En la siguiente doble página libre puedes crear un espacio para ítems relacionados entre sí y darle un titular acorde con la temática. Como siempre, hay que añadir los números de página a esta doble página, y añadirla el índice.

“Planner Girls”

Bullet Journal ideas

El autor asegura que se trata de un método sencillo de aplicar y tan flexible que cualquiera puede adaptarlo a sus necesidades y forma de ser.

Y parece que mucha gente está de acuerdo con Ryder Carroll: alrededor de la web y del proyecto hay una comunidad muy activa, de fans entregados que aman el método y sus versiones personalizadas. Si te apatece, puedes encontrar muchas ideas para tu Bullet Journal.

La web fue renovada en 2014 gracias a una campana en Kickstarter que consiguió recaudar más de 70.000$ (para el restyling web + la edición de la libreta Bullet Journal R) cuando en un principio solo pedía 10.000$.

En la web puedes encontrar muchos consejos, ideas, tutoriales, guías, entrevistas y ejemplos de cómo otros utilizan y personalizan su propio BuJo.

Esta última parte es demasiado para mí: el Bullet Journal pasa de ser un medio a un fin en sí mismo, una forma de expresión artística.

Internet está lleno de blogs, vídeos en YouTube, fotos en Instagram y Pinterest dedicados a enseñar como la peña personaliza su libreta de forma artística.

¿Has visto alguna vez fotos de los Moleskine de algunos ilustradores, con sus sketches e ilustraciones? Pues están haciendo lo mismo con el Bullet Journal.

En realidad, todo eso es paja, que no tiene que ver con productividad, sino más bien es un ejercicio de creatividad personal.

El Bullet Journal es una herramienta para ser más organizado y productivo, y el enfoque del mismo Ryder Carroll es más bien minimalista y funcional.

Sobre este proliferar de Bullet Journal súper currados y artísticos, comparto la opinión de Vassilena Valchanova:

And then the planner girls [and planner boys] came. If you look into bullet journaling now, you’ll get a much different idea of what it entails. You’ll see mood mandalas, popcorn movie collections and monthly log pages that must’ve taken as long as the Sistine Chapel to produce. Frankly, to me, that’s a load of bull. If you need more than one pen and pencil to do your daily spread, then you’re not seeking productivity – you’re after an art project”.

Aún así, el Bullet Journal tiene la flexibilidad en su ADN, así que cada uno es libre de personalizarlo como prefiera, según reconoce su mismo autor:

Forget about what you see online. It’s not about how it looks, it’s about how it feels and most importantly, how it works for you.”

Bullet Journal: pros y contra

BulletJournal-pros-contras

Yo compré el año pasado el Bullet Journal “original” en la web, e intenté aplicar el método. A continuación, un listado que resume mis impresiones:

Pros

  • Es muy flexible
  • no hace falta nada que no tengas ya en casa: un cuaderno cualquiera y un bolígrafo son todo lo que necesitas
  • El método se apoya en elementos familiares para todo el mundo: números de página, títulos, listas
  • Puede ser barato, ya que puedes elegir la libreta que prefieras
  • Existe una app de acompañamiento para smartphones.
  • No hay un número de páginas prefijado para cada día. Un día se puede extender el número de páginas que sea necesario. Este es un pinto importante, por lo menos para mí. Y tampoco es necesario apuntar todos los días. Hay que crear manualmente cada día, con lo cual no hay espacio malgastado para días vacíos, y hay todo el espacio necesario para los días llenos.
  • Antes del Bullet Journal, no sé cuánto se utilizaban las hojas con las cuadrículas de puntos, y la verdad es que me parece uno de los aciertos del BuJo: ese diseño te permite utilizar cada página de forma muy flexible: para escribir (recto), para dibujos, esquemas, diagramas, lo que quieras. Estas hojas punteadas son la seña de identidad del Bullet Journal. No sé quién fue el primero en sacar página así, pero Ryder Carroll es probablemente el primero en explotar sus ventajas.

Contras

  • Es demasiado flexible
  • El BuJo original de Ryder Carroll es un poco caro: cuesta 24,95$ + 18,87$ de gastos de envío a España. 40€ para una libreta me parece mucho…
  • Tienes que ser muy organizado y ordenado par sacarle realmente provecho
  • El método es un poco engorroso: no se puede empezar enseguida a trabajar, sino que antes hace falta dedicarle tiempo para prepararlo
  • No ayuda a luchar contra los problemas asociados con los listados de tareas (to-do lists). Ryder Carroll recomienda que cada tarea sea una frase corta, pero no hay límite al número de tareas, y esto es uno de  principales problemas de las listas: apuntar en nuestra lista de tareas diarias todo lo que nos viene a la cabeza disminuye su eficacia y genera frustración.
  • El Rapid Logging genera en mi experiencia los problemas que quiere resolver: requiere tiempo y esfuerzo la preparación del Rapid Logging, con lo cual se termina por abandonar o infrautilizar, que es lo que me ha ocurrido a mí con el BuJo. Supongo que si logras desarrollar el hábito de usar este sistema, todo se volverá más fácil y rápido. El problema en mi caso es que no he conseguido llegar a ese punto.
  • lo de tener delante una hoja en blanco en mi caso tiene mucho peligro: no puedo estar delante de una hoja en blanco sin terminar por llenarla de garabatos sin darme cuenta, hasta volver la página inutilizable o/e inintelegible.
  • Aunque puedas crear una “coleccion” donde reunir tus ideas, mi impresión es que las probabilidades de que tus ideas queden ahí en el olvido siguen siendo altas. He usado muchas libretas para apuntar ideas, citas y posibles proyectos, y eso es lo que siempre me ha pasado. Debería volver a abrir y recorrer cada libreta para encontrarlas otra vez. Con el Bullet Journal esta tarea es más fácil, pero mi impresión es que no sea suficiente. Yo por mi parte he optado por guardar ese apartado (mis ideas, proyectos, reflexiones,…) en formato digital, utilizando Evernote y otra herramienta de la que hablaré más adelante.
  • El método BuJo original habla de 3 tipos de notas: tareas, eventos y notas. Yo prefiero apuntar los eventos en el calendario de Google, y las notas en una App. Así que para la libreta solo me quedan las tareas. ¿Cuál es aquí la crítica/ el contra? Que el método BuJo me parece eficaz para las tareas, y menos para las otras tipologías de notas.

Bullet Journal App, la Compañera del BuJo

bullet journal companion app

Como acabo de comentar, existe también una app para el móvil que acompaña al BuJo (3,49€ en el App Store en este momento). Se trata de una aplicación relativamente simple, dividida en los siguientes apartados:

  1. Reflections/Reflection Tracker: permite configurar unos recordatorios mañana y noche para reflexionar sobre lo que hemos apuntado a lo largo del día. En la libreta apuntas lo que tienes que hacer, y en este apartado de la app apuntas el porqué lo tienes que hacer
  2. Library: permite catalogar las libretas ya completas y asignarles etiquetas, para recordar de forma fácil qué contiene cada una y a qué tema iban dedicadas. Es posible almacenar fotos de la portada y del índice (hasta 4 fotos para cada libreta)
  3. Articles: es posible leer los artículos del blog optimizados para el móvil,
  4. Guide: una guía resumida (Vídeo + texto) que explica cómo configurar la libreta según el método “Bullet Journal”.
  5. Store: acceso a la tienda donde puedes comprar la agenda original ya preparada
  6. Log: este apartado, añadido hace poco, permite apuntar en la app las tareas, eventos y notas de forma temporal. Para evitar de que crees listas interminables, lo que apuntes se desvanece en un plazo máximo de 48 horas. ¿Una putada? La idea es que utilices este apartado sólo cuando no tienes tu libreta contigo, y la actualices en cuanto puedas. No está pensado para almacenar notas. Según los horarios que hayas establecido, recibirás una notificación por parte del app que teremotorá al apartado ”Reflection”, donde las notas te aparecerán en orden invertido: más arriba lo que apuntaste primero y que se borrará antes. Deslizando un dedo sobre cada ítem, puedes cambiar su estado: marcar la tarea como hecha, migrarla, eliminarla.

¿Quién está detrás del Bullet Journal? ¿Quién es Ryder Carroll?

¿Quién es Ryder Carroll?

Ryder Carroll es un diseñador de Nueva York, donde estudió diseño gráfico y web. Terminó sus estudios en la School of Visual Arts en 2004.

En las primeras entrevistas y artículos se presentaba como diseñador web freelance y Director de Arte. Ahora se presenta como “diseñador de productos digitales”. El Bullet Journal es claramente uno de ellos.

¿Existen otros proyectos firmados por Ryder Carroll?

Ryder Carroll tiene un portfolio desactualizado en Behance. Aparecen trabajos publicados en 2012, 2013 y 2015. Proyectos de Dirección de Arte, diseño web, edición de vídeos, diseño editorial, proyectos diferentes en sectores disparados: moda, arte, editoría, startup: en 2011 fundó junto a otro Paintapic (http://paintapic.com), una plataforma para personalizar fotografías que luego cedieron a otros.

Aquí un vídeo que hizo, un “micro-documental” sobre un artista de Brooklin, Fawad Kahn. De todas formas, ya en la web del Bullet Journal o en su canal de YouTube puedes ver otros vídeos hechos por él:

Me parece digno de mención el diseño que hizo Ryder para las portadas de los libros de Jonathan Carroll: su padre…

Porqué Ryder es hijo de artistas: el padre es escritor, la madre (Beverly Schreiner) artista…. el padre además, es a su vez hijo de artistas: un guionista de cine y una actriz y cantante.

Diseño de portadas por Ryder Carroll para Jonathan Carroll Diseño de portadas por Ryder Carroll para Jonathan Carroll

No está mal, ¿verdad?

Según su perfil de Linkedin, hasta abril de 2017 estuvo trabajando como Diseñador Senior en la agencia digital Idean.

Esta es su presentación en Linkedin:

Ryder Carroll es un Director de Arte que reside en Brooklin, con un background en diseño web e interactivo. Tiene más de 20 años de experiencia creando soluciones digitales innovativas que mantienen un equilibrio entre narración, belleza y usabilidad. Sus clientes y proyectos incluyen Adidas, American Express, Estée Lauder, Macy’s, Ann Taylor, Talbots, White House Black Market, 180 Amsterdam, 1st Ave Machine, y Huge. Es el creador del Bullet Journal y cofundador de Paintapic. Su trabajo ha sido reseñado en el New York Times, Fast Company, Lifehacker, Lifehack.org, y en Mashable “.

¿El éxito del Bullet Journal ha permitido a su autor prescindir de trabajar para otros y dedicarse a tiempo completo a su planificador y sus proyectos personales?

Es posible que no, aunque desde luego ese proyecto personal es el que más visibilidad y autoridad le ha dado, hasta llegar a dar una charla Ted, que viene a ser como el sello definitivo que condena su proyección al estrellato de los grandes creativos. Así que, aunque indirectamente, yo creo que sí le habrá abierto oportunidades interesantes: mejores encargos, charlas, conferencias,…

Charla Ted de Ryan Carroll sobre “vivir con intención”

¿Dónde puedo comprar el Bullet Journal?

En la web del proyecto puedes comprar la agenda Bullet Journal original, que utiliza un bonito cuaderno leuchtturm1917, que ya viene con algunos módulos listos.

En la web de Leuchtturm lo puedes conseguir más barato: cuesta 21,95€ + 5,95€ en gastos de envío. 27,90€ en total (32,40€ si quieres personalizar el texto en portada).

Sin embargo, cualquier libreta te puede valer, así que no tienes excusa: si quieres probar, puedes hacerlo hoy mismo.

El Bullet Journal puede ser para ti si:

  • El GTD te parece demasiado, te aburre o te da pereza y buscas algo más sencillo
  • Te gusta decorar tus libretas
  • Lo de hacer listados te chifla
  • No te importa dedicar tiempo para preparar tu agenda antes de poderla utilizar
  • Eres fan de las hojas con puntitos
  • Quieres un sistema flexible y modular para personalizar a tu antojo

No es para ti si:

  • Buscas una agenda ya lista para empezar a trabajar con ella
  • Organizar tu agenda a partir de unas hojas en blanco no es lo tuyo

Y tú, ya conocías este “sistema analógico para la era digital”? ¿O eres más de App y menos de bolígrafo & papel? Cuál es tu opinión sobre el Bullet Journal?

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos
Proyecto Paralelo

Descubre el Maravillos Mundo de los Proyectos Personales

Descubre cómo poner en marcha tu Side Project puede mejorar tu vida y tu profesión.
Impulsa tu marca personal mientras haces lo que más te apasiona: tu proyecto creativo personal.


luca
 

Llevo más de 12 años viviendo de mi creatividad. En muchos casos, para proyectos de otros. En otros pocos, para proyectos personales. Ahora quiero invertir esa proporción: más proyectos personales, y pocos proyectos interesantes para clientes selectos. Crossmedia, Diseño Gráfico y Web, Storytelling.

Click Here to Leave a Comment Below 0 comments

Leave a Reply: